E-recorder

El proyecto de la e-recorder tiene como objeto proporcionar al instrumento acústico posibilidades extras de manipulación sonora. La e-recorder posee una diversidad de sensores con los cuales el instrumentista puede manipular sonidos de diversas formas. El proceso es simple: un sensor de la e-recorder permite enviar sonidos ,de la flauta o de otros instrumentos que estén participando del conjunto, al “hard disk” de la computadora. Dichos sonidos son gravados y luego manipulados de diversas maneras usando otros sensores. El proceso llamado de “Live Sound Processing” (proceso de sonido en vivo) permite la unión del resultado sonoro acústico de la flauta dulce contrabajo con la manipulación electronica de sonidos gravados en vivo.

Mi pesquisa busca que dicha manipulación sea hecha a través de gestos coherentes con el resultado sonoro. Por ejemplo, el movimiento giratório de la base de la flauta controla la difusión del sonido en cuatro canales presentando un paralelismo entre el movimiento del resultado sonoro con el gesto físico del instrumentista. A través de la pantalla, vea la foto al lado, puedo saber cuáles sensores están activados.

La e-recorder comenzó a ser proyectada en el Instituto de Sonologia del Real Conservatorio de Haia, Holanda, en el año de 1997. La flauta dulce contrabajo (modelo cuadrado) usada para el proyecto fue hecha por Herbert Paetzold en Alemania. Hacen parte del proyecto Lex van den Broek (técnico) y Johan van Kreij (programador del software llamado MAX/MSP). Mi papel es el de proyectar las nuevas ideas con consistencia interactiva y artística. Objetivamente, tengo que decidir el espacio físico más adecuado para la instalación de los sensores y el tipo de proceso que controlan.

Uso este instrumento de la siguiente forma: a través de sensores instalados en el cuerpo del instrumento grabo eventos musicales en vivo usándolos inmediatamente para crear un contrapunto entre el sonido acústico instrumental y el de la manipulación electrónica del sonido. El proceso electrónico es controlado por medio de um programa llamado MAX/MSP que ha sido programado por mi colega Johan van Kreij. Lo ha bautizado de PIPO. PIPO fue en el pasado preparado como parte de una composición de van Kreij y mi curiosidad me llevó a continuar usándolo en sesiones de improvisación. Pasado un periodo de tres años tocando con el mismo sistema sentí que controlaba la interacción suficientemente bien. Era hora de revisarlo nuevamente. Fue gracias al medio improvisatorio que nuevos objetivos se perfilaron para lo que era necesário no sólo expandir el software como instalar más sensores. Van Kreij programó entonces PIPOTAN, el upgrade (2004). Este nuevo sistema ofrece un gráfico del sonido grabado que se reproduce en una mini pantalla LCD que adapté a la flauta (ver foto). El gráfico me permite visualizar y escoger el tamanho y la localización del sonido que quiero usar. Rotando el instrumento, por ejemplo, activo un potenciómetro que al mismo tiempo mueve el selector en el gráfico de derecha a izquierda y viceversa. De esta manera puedo seleccionar el material que me parezca relevante para manipularlo electrónicamente y así obtener mas consistencia musical.